Cultivando flores excepcionales. (II)

2 Respuestas

Auto-Cultivo de Cannabis Calidad de la cosecha
Una planta lista para su cosecha

Continuamos con nuestro artículo “Cultivando flores excepcionales. (I)“. En esta segunda entrega vamos a seguir explicando otros importantes parámetros que un cultivador de Cannabis debe tener en cuenta si quiere conseguir cosechar las mejores flores posibles.

Exterior vs luz artificial

La luz es también esencial para que las plantas lleven a cabo la fotosíntesis que les permite desarrollarse. Especialmente en el caso de una especie a la que le gusta tanto la intensidad lumínica.  No obstante, debemos tener en cuenta que las plantas necesitan un espectro luminoso muy específico para crecer:

El Cannabis puede desarrollarse bien bajo luz artificial, aunque generalmente, el espectro y la radiación lumínica que este tipo de luces proporcionan nunca va a poder equipararse al del Sol.

Esta es sin duda la razón por la que las plantas que crecen bajo luz artificial nunca alcanzan la complejidad química o el desarrollo que aquellas cultivadas en el exterior, con condiciones favorables. Especialmente en regiones expuestas a muchas horas de Sol. No olvidemos que, generalmente, las variedades tradicionales más potentes proceden de la franja tropical del planeta, más expuesta a la radiación solar.

Espectro PAR, o de radiación fotosintéticamente activa

Espectro PAR, o de radiación fotosintéticamente activa, que nos muestra las longitudes de onda empleadas por las plantas

Por otro lado, el cultivo bajo luz artificial presenta una clara ventaja, las plantas no están expuestas a la intemperie ni el aire, polvo, lluvia, la mala climatología y otros factores que pueden alterar el producto final. Por esto podemos afiramr que, generalmente, las flores de las plantas cultivadas en interior se hallan más intactas y han crecido con una luz y condiciones constantes durante todos los días de su vida, produciendo así un producto de gran calidad constante.

Las bombillas de Alta Presión de Sodio o Halogenuros Metálicos proporcionan una buena cantidad de luz, aunque su espectro luminoso es bastante pobre en comparación con el del sol. Sin embargo, la facilidad de su uso y la buena relación eficiencia/coste resultan muy adecuadas, especialmente en el caso de las bombillas HPS, por lo que al final una cosa compensa la otra. La duración no es muy larga, pero el precio es bajo, por lo que se pueden reemplazar fácilmente cuando sea necesario.

Comparativa de los espectros electromagnéticos

Comparativa de los espectros electromagnéticos del Sol, lámparas HPS y de Halogenuros MH

Los sistemas de iluminación con fotodiodos (LED), proporcionan la posibilidad de usar espectros luminosos mucho más completos o complejos, totalmente configurables, por lo que las plantas se desarrollan de una forma superior a las lámparas de descarga tradicionales y permite una mayor flexibilidad de configuración. Otra ventaja es su menor emisión de calor, por lo que tiene lugar una menor degradación de los aceites esenciales de las plantas. Sin embargo, su elevado coste en el caso de lámparas de calidad es todavía un punto desfavorable, por lo que la combinación de luces HPS/MH sigue siendo la solución más cómoda en la actualidad para la mayoría de usuarios.

La importancia del lavado

El lavado o lixiviado previo a la cosecha es una importante técnica que nos permite arrastrar la acumulación de nutrientes en el sustrato y las raíces, mediante la percolación de las sales minerales acumuladas en el medio de cultivo. Además, estas trazas minerales también se pueden acumular en la materia vegetal, que, al combustionar, originan una ceniza muy oscura y una aspereza bastante desagradable, en el caso de ser consumidas por esta vía.

A diferencia de los aclarados periódicos o puntuales, el lavado final se lleva a cabo con una cantidad muy superior de agua, para que el medio quede totalmente limpio de nutrientes. Durante los últimos días, solo debemos administrar agua a las plantas para obtener así un producto final libre de cualquier aroma indeseado o sales minerales indeseadas.

Existen en el mercado numerosos productos de lavado de sustrato que nos facilitarán esta tarea. Flawless Finish es el más apropiado ya que contiene agentes quelantes, que se unirán a los minerales del sustrato, atrapándolos y ayudándonos a eliminarnos de una forma más eficiente. También es muy útil para lixiviados periódicos y solucionar problemas puntuales de sobrefertilización que podrían provocar carencias nutricionales o toxicidades en las plantas.

El procesado final

Cuando la planta se encuentra en la etapa de maduración final, no debemos descuidarnos, ya que la cosecha y el procesado final son algunas de las etapas más importantes de todo el cultivo, a pesar de que con frecuencia se descuidan, especialmente si queremos lograr un producto excepcional.

Debemos prestar atención a los nutrientes, a mucha gente le desagrada ver amarillear sus plantas en las últimas semanas, sin embargo, debemos tener en cuenta que esto va a repercutir en la calidad del producto final. Si cosechamos plantas muy sanas y verdes, pese al buen aspecto, la necesidad de un curado intensivo para eliminar todo ese sobrante de clorofila se hará patente. El uso de abonos excesivamente nitrogenados no solo va a provocar un excesivo aroma a materia vegetal seca (paja) que va a nublar las verdaderas esencias de las flores, sino que también provocará un gusto desagradable y áspero al consumirlas.

Un buen lavado de sustrato tiene que ir de la mano de una cosecha precisa, en el momento óptimo en el que la planta alcanza la mayor producción de cannabinoides y aceites esenciales. A partir de este momento, comienza una carrera por conservar todos los componentes químicos de la planta intactos durante el mayor tiempo posible.

Una planta lista para su cosecha

Una planta lista para su cosecha, tras las últimos lixiviados del sustrato, aunque tal vez demasiado verde y sana para encontrarse tan cerca de su final

Tenemos opción de limpiar o manicurar las flores durante la cosecha. Este método nos proporciona un valioso material de desecho que podrá ser útil para llevar a cabo extracciones, elaborar mantequilla, así como obtener un producto final mucho más vistoso y comercial, libre de hojas y tallos. El almacenamiento también es más sencillo por el menor volumen final.

El secado tradicional, sin manicurar o limpiar las ramas, podría ser útil en lugares en los que la humedad ambiental es demasiado baja y necesitamos ralentizar el secado lo máximo posible. Asimismo, las hojas externas actúan como una protección de las valiosas flores mientras que las ramas hacen de sustento para grupos florales de mayor tamaño. Muchos cultivadores de la vieja escuela prefieren este método y llevar a cabo la ceremonia de limpiar las flores en momento exacto de su consumo, añadiendo un disfrute adicional a esta tarea y la contemplación de las mismas.

El secado se debería tratar de alargar lo máximo posible, pues de otra forma la clorofila se podría fijar en las flores irremediablemente y resultaría complicado lograr ese aspecto dorado y suavidad al consumir, donde los aceites esenciales priman sobre cualquier aroma a paja o materia vegetal seca. Esto es especialmente cierto en ambientes y regiones excesivamente secas.

El proceso de curado viene a actuar como un secado muy lento, en el que se van degradando la clorofila o celulosas por acción natural de las enzimas, mientras que se produce una descarboxilación de las formas ácidas de los cannabinoides, que en su forma natural son inactivas, aumentando así ligeramente la potencia del producto final.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que los aceites esenciales se van perdiendo ya durante la maduración de la planta y los cannabinoides también se van transformando, por tanto, cuanto más alarguemos estas fases, más cambiará la planta.

Flores Excepcionales lista para su consumo.

Estos tonos dorados tan apreciados nos indican que el cultivo y procesado han sido adecuados, aunque debemos ser cautos, si no queremos que pierdan todas sus cualidades

Un correcto envasado y almacenamiento también es crucial, pues tanto el aire, como la luz, el exceso de temperatura y la humedad ambiental van a afectar negativamente a la conservación de nuestras flores.

Existen numerosos métodos o técnicas para conservar a medio plazo con relativa seguridad. Mantener nuestras preciadas flores a salvo de la acción negativa de la luz, el calor o la humedad es fundamental.

El envasado al vacío, el uso de gases inertes como los empleados en la industria vinícola para preservar botellas abiertas o el uso de dispositivos que nos permitan mantener constante la humedad relativa de los recipientes, son algunas de las técnicas más novedosas para la conservación a largo plazo en condiciones ideales.

Como regla general, debemos tener en cuenta que cuanto más tiempo pase, más cambiará la naturaleza del producto. Lo que buscamos es detener o ralentizar este proceso en la medida de lo posible, de esta forma, podremos seguir disfrutando de flores excepcionales a lo largo de muchas semanas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Pásalo!
RSS
Facebook0
Facebook
Google+0
Google+
http://blog.advancednutrients.es/cultivando-flores-excepcionales-ii/
YouTube240
YouTube
Instagram0

2 comments

  1. Administrador Advanced Nutrients Autor del Post

    Hola Leonel, todos los consejos y argumentaciones son aplicables al cultivo exterior también, es evidente que el tema de la iluminación y las horas de sol necesarias para el desarrollo de la planta en sus distintas etapas, no podrá ser controlada de manera precisa en un cultivo outdoor, por lo que debemos conocer cuando es un buen comienzo para la temporada en nuestra zona geográfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.