La importancia de la limpieza en el cultivo profesional (I). Patógenos

1 Respuesta

Auto-Cultivo de Cannabis Plagas y Patógenos
Una planta infectada por fusarium va muriendo a medida que este se extiende y favorece la entrada de patógenos letales

La limpieza y el correcto mantenimiento de unas condiciones lo más asépticas e ideales posibles suponen una parte muy importante del éxito en la sala de cultivo profesional de Cannabis, evitando así las plagas y los patógenos más comunes en este tipo de cultivo.

Cuando cultivamos bajo luz artificial, no solamente proporcionamos un sustituto natural del sol a nuestras plantas para que puedan realizar la fotosíntesis y sus funciones vitales, también debemos controlar todas las otras condiciones ambientales en las que la planta se está desarrollando. Factores como la humedad, temperatura, medio de cultivo o el régimen nutricional van a tener un impacto directo sobre el crecimiento y correcto desarrollo de la misma.

La limpieza es un factor que, a priori, podría parecer menos importante que la luz o los fertilizantes y por tanto se puede llegar a supeditar respecto a estos otros. Sin embargo, tendrá una influencia similar y si lo descuidamos demasiado, podría tener consecuencias desastrosas para nuestro cultivo.

Mantener una sala de cultivo limpia, en condiciones asépticas y libre de plagas y patógenos no solamente van a favorecer al correcto desarrollo de las plantas. También va a influir en el rendimiento final, los costes y el éxito general del cultivo para obtener un producto final excepcional.

Generalmente, la acumulación de restos vegetales muertos, tierra, suciedad o incluso exceso de humedad y agua tras los riegos, van a favorecer a la aparición de diferentes plagas o patógenos que podrían perjudicar a nuestras plantas. Especialmente en el cultivo bajo luz artificial, donde cualquier factor puede alterar e influenciar las condiciones ideales para que la planta se desarrolle correctamente.

Preparando el espacio de cultivo

Las primeras etapas del cultivo son, si cabe, unas de las más delicadas. Empezar con buen pie nos permitirá progresar sin problemas y que las plantas se desarrollen de forma óptima desde sus primeros días de vida.

Una rutina efectiva e interesante para adoptar comienza por la correcta limpieza de toda sala de cultivo, así como las macetas y otros objetos empleados en la misma. Esto es especialmente importante después de cualquier tipo de plaga o patógeno en cultivos anteriores. Muchas veces, esta es la clave para acabar con esporas, patógenos o plagas latentes que se encuentran esperando el momento idóneo para volver a reproducirse en nuestras plantas.

Podemos optar una limpieza profunda con detergente de todo el material que sea lavable. Posteriormente, continuaremos con una desinfección total con una solución diluida de lejía, amoníaco o algún desinfectante similar que podamos aplicar mediante un paño. Es aconsejable ventilar y dejar que se seque bien la sala de cultivo antes de comenzar de nuevo.

En el caso de determinadas plagas, podría ser interesante utilizar y aplicar también algún producto insecticida o fungicida específico como remate final.

Patógenos. Primeras etapas de la planta

[ Patógenos ] Plantón afectado por phytium

Plantón afectado por phytium

Durante los primeros días de vida de las plantas hay que tener especial cuidado para evitar amenazas o la introducción de las temidas plagas o patógenos en la sala de cultivo que tan trabajosamente hemos limpiado con anterioridad.

La germinación de las semillas es un proceso sencillo, pero a veces merece la pena tener cuidado durante esos primeros días, pues es una etapa bastante sensible en al que debemos mimar nuestras plantas al máximo para asegurar una correcta germinación y primer desarrollo de un sistema de raíces sano. Esto es especialmente importante en el caso de semillas viejas.

Si nuestros plantones se debilitasen por una plaga, podrían sufrir un estrés innecesario que haría que todo se retrasase, o incluso en el peor de los casos, hacer que perdamos las plantas o nuestras valiosas semillas por completo.

Pese a que la naturaleza se asegura de proveer a la semilla todo lo necesario durante sus primeros días de vida, si no usamos un sustrato o contenedores estériles, algunos patógenos como el fusarium, phytium o mildiú podrían ser fatales para los plantones y muchas veces, convertirse en la puerta de entrada de otros hongos o patógenos fatales para la planta.

Un baño con una disolución suave de agua oxigenada o lejía son ideales para desinfectar las semillas de forma externa antes de germinarlas. Especialmente en semillas débiles o viejas, mucho más susceptibles de morir al ser contaminadas, pues no disponen del vigor y la fuerza que las semillas frescas.

[ Patógenos ] Una planta infectada por fusarium va muriendo a medida que este se extiende y favorece la entrada de patógenos letales

Una planta infectada por fusarium va muriendo a medida que este se extiende y favorece la entrada de patógenos letales

La propagación vegetativa o el clonado de esquejes es otra etapa crucial, donde la limpieza y las condiciones asépticas van a favorecer a un correcto enraizamiento, un número elevado de éxitos, libre de hongos, plagas y problemas.

Para la clonación vegetativa, es importante usar herramientas esterilizadas para realizar cualquier corte en las plantas. Es recomendable el uso de cuchillas desechables o alcohol para cada uso, de esta forma evitaremos contaminación de los cortes y que nuestros esquejes fallen. De otro modo, por el corte todavía no cicatrizado podrían entrar también patógenos y hongos a la planta, causando la muerte del esqueje.

Existen multitud de productos para favorecer el enraizamiento, fundamentalmente contienen pequeñas cantidades de hormonas vegetales que favorecen la formación de un tejido calloso en los cortes, del que terminará brotando el nuevo tejido radicular que permitirá a la planta sobrevivir. No obstante, su uso no es necesario ni imprescindible, pues la planta dispone de todo lo necesario para propagarse de forma vegetativa sin ayuda externa.

La limpieza y las condiciones adecuadas de temperatura, humedad y luz son lo único imprescindible. Podemos ayudar a los nuevos esquejes con algún estimulador radicular para favorecer la creación de una masa de raíces abundante y sana.

La familia de estimuladores radiculares de Advanced Nutrients contiene todo lo necesario para favorecer el desarrollo máximo de raíces durante las primeras semanas de la planta. Recomendamos emplear la combinación de Voodoo Juice, Piranha y Tarantula para aprovechar sus efectos sinérgicos en el sustrato, las raíces y el aprovechamiento de nutrientes. Voodoo Juice y Tarantula contienen una mezcla especial de varias cepas de Bacillus beneficiosos, mientras que Piranha contiene una mezcla de hongos micorrícicos como la Trichoderma, que también tiene propiedades fungicidas.

Con unos plantones y esquejes sanos, podremos pasar a la siguiente fase del cultivo sin problemas. No obstante, debemos recordar que además de la limpieza, la falta de luz, ventilación, el uso de abonos excesivamente cargados de nitrógeno o el exceso de humedad podrían favorecer igualmente la aparición de diversos problemas.

[ Patógenos ] El oídio es común en cultivos poco ventilados o con abonos excesivamente nitrogenados

El oídio es común en cultivos poco ventilados o con abonos excesivamente nitrogenados

Hasta aquí la primera entrega de este artículo. En la segunda y última entrega profundizaremos en las plagas más comunes y en cómo prevenir o paliar sus efectos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Pásalo!
RSS
Facebook0
Facebook
Google+0
Google+
http://blog.advancednutrients.es/importancia-limpieza-cultivo-1-patogenos/
YouTube254
YouTube
Instagram0

1 comment

  1. Pingback: Las plagas más comunes en el cultivo de Cannabis. - Blog Advanced Nutrients España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.